viernes, 19 de febrero de 2016

qué bien se está en casa

     Viendo esos temporales y la ola de frío y nieve que azota los telediarios, se recrudece la sensación de que como en casa en ningún sitio. Pueblos donde el río se desborda y el agua inunda los portales; coches atravesados en la carretera a causa de la nieve y el hielo; vientos huracanados que arrancan árboles y mantienen las flotas amarradas en los puertos. La información meteorológica abre los informativos. Es entonces cuando uno comprueba que las ventanas están bien cerradas y la calefacción funciona a pleno rendimiento. Desde la cocina llega un aroma a café o a bizcocho haciéndose en el horno. La sola idea de salir de casa para ir más allá del quiosco o de la panadería exige un esfuerzo intelectual que resulta desmovilizador la mayoría de las veces. En tales circunstancias, una salida al exterior tiene que estar muy justificada: una buena película de estreno, una mesa reservada para comer con una amiga y conversar sin prisa, una visita a La Central o a La Fnac donde olvidarnos del tiempo curioseando libros. En realidad, hay tantos motivos para salir como para quedarse en casa todo el fin de semana. Las tentaciones nos acechan por doquier. Siempre hay algún paseo apetecible, o alguna exposición que no queremos perdernos. Pero también está el placer de renunciar a todo eso y quedarse uno en casa con toda alevosía. Hay una escena inolvidable en Encadenados, de Hitchcock, una de las películas que más me han gustado siempre. En esa escena aparece Ingrid Bergman, abrazada a Cary Grant, con una luz en los ojos que irradia felicidad y porvenir. Es entonces cuando dice aquella frase: "Qué bien se está aquí. No salimos a cenar, nos quedamos." No existe un plan comparable a ese. Y más cuando uno está algo griposo y tiene unas décimas de fiebre: es la coartada perfecta para no salir, para quedarse en casa, en el sofá, con una mantita de avión sobre las piernas. Y ahora que lo pienso, hace tiempo que no vemos Encadenados. Qué buena ocasión para volverla a ver esta noche.

Encadenados(1946) Secuencia del beso - YouTube